Lugares de interés

Compartir
Vota:
Carrasca milenaria

Carrasca milenaria

Los parajes de Banastás

Los Carrascales de Chimillas y Banastás
A pesar de que la mano del hombre a través de los siglos ha modificado en gran parte estas masas arbóreas, hoy pervive entre estas poblaciones un gran carrascal cuya superficie representa un pulmón para sus habitantes.

Los carrascales son bosques esclerófilos formados principalmente por la encina carrasca (Quercus rotundifolia o Quercus ilex subsp. ballota). Se trata de un árbol de hasta veinte metros de altura, de copa frecuentemente redondeada y hojas coriáceas y perennes de limbo entero, con borde liso más o menos dentado.

El peciolo de las hojas es más corto que el de la encina (Quercus ilex) y la bellota de sabor más dulce. No obstante, son frecuentes híbridos y formas de transición entre ambas especies que se caracterizan como Quercus x gracilis.

En los carrascales Quercus rotundifolia puede acompañarse escasamente de fresno, roble albar o cerezo de Santa Lucía. Las fases maduras tienden a presentar un sotobosque despejado y pobre en especies.

Sin embargo, las fases juveniles presentan un sotobosque densamente poblado de aladiernos, aligustres, madroños o labiérnagos.

Se trata de formaciones arbóreas muy similares a los encinares costeros y con idéntico significado biogeográfico y ecológico. Por su carácter de singularidad biogeográfica, la encina carrasca ha sido incluida en el Catálogo Regional de Flora Amenazada con la categoría de especie de interés especial.

En determinadas zonas, participa en los carrascales otras especie arbórea catalogada como de interés especial, el quejigo (Quercus faginea). Se trata de un árbol de hasta veinte metros de altura, de hojas marcescentes, es decir que se secan sin llegar a desprenderse del árbol durante la parada vegetativa invernal. El limbo foliar es entero, pero de borde ondulado e incluso espinoso, de color verde grisáceo en el haz y más pálido en el envés, densamente cubierto de pelos estrellados. Su fruto es una bellota con cúpula de gran tamaño, que cubre hasta dos tercios de la bellota.

El quejigo es un endemismo cuya distribución se ciñe casi en exclusiva a la península ibérica, fuera de ahí sólo se han descrito algunas poblaciones en el sur de Francia y las montañas del Rif en el norte de Marruecos. Se trata de una especie de gran vigor, con fuerte rebrote de cepa y de raíz que aparece en la mayor parte de los sistemas montañosos de la mitad oriental de la península, en áreas secas y de suelos bien drenados, hacia el occidente es sustituido en gran medida por el rebollo (Quercus pyrenaica). En ocupa depósitos de ladera calcáreos, soleados y bien drenados, en áreas de transición entre carrascales y robledales eútrofos.

Carrascal
Esta importante y secular masa forestal, representa en la Hoya de Huesca, uno de los últimos vestigios de la tipología de bosque tradicional de la zona. Abarca precisamente parte de los términos municipales de los lugares agrupados como “Los Siete Lugares”, llegando incluso hasta los términos de Arascues y Lierta. Por su ubicación longitudinal parece la sombra alargada del pico Gratal, indicando el camino a la ciudad de Zaragoza, y casi colindante con las albercas de Cortes, Loreto, y Valdabra.

Carrasca Milenaria de Becha
Ejemplar milenario que bien nos podría hablar incluso de las correrias de las tropas de Almanzor por la zona. O de las batallas de la Reconquista, o del paso de las tropas francesas en la Guerra de la Independencia, o de revueltas carlistas, etc. Se considera que tiene una edad superior al milenio. Ha resistido incendios, guerras, deforestación, sequias, etc. Esperemos que pueda ser testigo de otros mil años más…

Patrimonio de Banastás

Caseta de Los Tercios
En su término, desde el siglo XVII, se efectúa la distribución de las aguas que, procedentes de Bonés, se embalsan en Arguis. A tal efecto, desde el interior de un edificio totalmente de piedra, se efectúan las particiones bajo llave.

Castillo de Nisano
Situado en la derecha de la carretera se encuentra este castillo documentado del siglo XI que presenta un conjunto fortificado por muros que albergan en su interior un patio de armas desde el cual se accede a la iglesia románica del siglo XII y al palacio. Hoy de propiedad particular y en uso como explotación agrícola y ganadera.

Castillo de Becha
Situado a la izquierda de la carretera, casi enfrente del Castillo de Nisano, se asoman sus restos de paredones sobre una ladera que domina los campos llanos de la Sotonera. Junto a los restos de muraciones, hay balsa y una gran encina, protegida y catalogada, cuyo perímetro del tronco sobrepasa los 7 metros.

Ermita de Cíllas
Aunque situada en el termino municipal de Huesca, esta ermita y los municipios de los “siete lugares” (Alerre, Banastas, Chimillas, Yéqueda, Huerrios, Banariés, Cuarte), mantienen una relación importante con esta ermita, celebrándose todos los años varias romerías.

Ermita de Loreto
Similarmente a la de Cíllas, los denominados “Siete Lugares”, mantienen especial vínculo con la Ermita de Loreto, donde, según reza la tradición, nació y se crió San Lorenzo.

Contenido multimedia

  • Caseta de Los Tercios

    Caseta de Los Tercios


Ayuntamiento de Banastás - Tel: 974 27 12 55 - Fax: 974 27 12 55 
Pza. Mayor n.º 6 - 22194 - Banastás - (Huesca) ESPAÑA

banastas@banastas.es


 

 


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

Ayuntamiento de Banastás - Tel: 974 27 12 55 - Fax: 974 27 12 55 
Pza. Mayor n.º 6 - 22194 - Banastás - (Huesca) ESPAÑA

banastas@banastas.es